^
Aceptar
Usamos cookies para garantizar el funcionamiento correcto de nuestro portal web, mejorando la seguridad y para obtener una eficacia y una personalización superiores de los servicios que ofrecemos a los usuarios. Si continuáis navegando o pulsáis el botón “ACEPTAR” consideraremos que aceptáis todo su uso.
Podéis obtener más información en nuestra POLITICA DE COOKIES.

Tratamientos

Corporales / Reiki

< Tornar

Reiki

Al igual que la acupuntura o el shiatsu, esta técnica parte de una tesis muy sencilla: que el ser humano es "todo energía", afirmación que aunque parece muy esotérica comparte aspectos con la física cuántica. El reiki sostiene que cuando la energía se bloquea, por cualquier circunstancia, es cuando se produce una enfermedad. La imposición de las manos en la zona enquistada, donde la energía ha quedado taponado, sirve para disolver ese 'nudo' que impide que la energía fluya y así devolver el equilibrio al organismo.

• El reiki, reconocido por la OMS, consiste en canalizar energía con las manos

• Es una técnica habitual en más de 1.000 hospitales de EEUU y Reino Unido

• Cualquiera puede aprender a dar reiki después de un sencillo curso de iniciación

El reiki, que en japonés significa energía universal ', consiste en canalizar a través de las manos una poderosa fuente de vibración, que está fuera, hacia uno mismo o hacia otras personas para curar enfermedades físicas o sanar emociones. Además, cualquiera puede practicar o recibirlo, ya que no es un 'don' especial reservado a unos privilegiados, sino una técnica que se puede aprender.

"No hay cuerpos enfermos, hay almas enfermas", dice una máxima reiki.

Los maestros reiki defienden el sorprendente poder de autocuración del ser humano que se pierde con los años. "En definitiva, autosanem nosotros, que es una capacidad natural que todos tenemos y que con la ayuda de un maestro de reiki empezamos a redescubrir". Es el paciente quien "toma las riendas" de su propia sanación.