^
Aceptar
Usamos cookies para garantizar el funcionamiento correcto de nuestro portal web, mejorando la seguridad y para obtener una eficacia y una personalización superiores de los servicios que ofrecemos a los usuarios. Si continuáis navegando o pulsáis el botón “ACEPTAR” consideraremos que aceptáis todo su uso.
Podéis obtener más información en nuestra POLITICA DE COOKIES.

Tratamientos

Corporales / Reflexología Podal

< Tornar

Reflexología Podal

Tratamiento de los puntos reflejos del pie para mejorar la funcionalidad de los diferentes órganos y sistemas del organismo.
A partir de presiones digitales y masaje en puntos concretos del pie activan o relajan diferentes funciones del cuerpo, Creando reequilibrio. Es una terapia tanto preventiva como curativa. Puede tratarse entre otros, bronquitis, dolores de cabeza, lumbago, estreñimiento, etc.

La reflexología podal es una técnica terapéutica basada en la estimulación de puntos sobre los pies, denominados zonas de reflejo.
Supone la aplicación de un masaje manual que se aplica presión en áreas reflejas de los pies para producir efectos específicos en otras partes del cuerpo.

Origen de la reflexología podal: Hola La reflexoterapia es una técnica milenaria con orígenes en la antigua China, Egipto y en las tribus de los Estados Unidos. Se han encontrado papiros en Egipto que datan del año 2000 a. de C. en que se muestra la aplicación de masajes en plantas de pies y en manos. Los egipcios descubrieron que había partes y órganos del cuerpo que tenían un punto reflejo en la planta de los pies y, al estimular cada uno de estos puntos se producía una sensación de alivio.

Imagen de un papiro egipcio en el que se aplica la reflexología podal
Papiro encontrado en Egipto en el que se ve aplicada la reflexología podal
En Estados Unidos, los indios Cherokees de Carolina del Norte aplicaban masajes sobre los pies como parte de una ceremonia sagrada, ya que creían que los pies a ser nuestro contacto con la tierra formaban también parte de las energías que fluyen de ella .

La reflexología moderna nace a principios del siglo XX de los trabajos del médico estadounidense William Fitzgerald, que observó que la aplicación en determinadas áreas de pies y manos provocaron efectos anestésicos en otras partes del cuerpo. Con estos descubrimientos, estableció que el cuerpo humano se encuentra atravesado, en sentido longitudinal por diez meridianos, cinco en cada mitad del cuerpo, sugiriendo que hay una relación directa entre las diferentes áreas y los diferentes órganos del cuerpo.

En nuestros pies se encuentran representados todos los órganos de nuestro cuerpo y casi todas las estructuras de sostén. Su manipulación nos permite no sólo conocer nuestros desequilibrios, sino también aquella o aquellas zonas que pueden ser propensas a padecerlo. Además, establece un protocolo de tratamiento que restablece esta armonía perdida y recupera la salud. Es decir, une diagnóstico, prevención y tratamiento.

Con esta sencilla y agradable técnica podemos tratar prácticamente cualquier tipo de patología: Hola
- Desórdenes digestivos

- Desórdenes menstruales

- Desequilibrios endocrinos

- Dolores de cabeza, de espalda, etc.

- Estrés, nerviosismo

- Problemas respiratorios

Una sesión suele tener una duración aproximada de 45 minutos. En ella, después de un diagnóstico el cliente recibe tratamiento en las zonas reflejas afectadas.